Opinión y Salud » Cómo Curar el VPH para Siempre » Aspirina para Eliminar Verrugas Genitales: Cómo Usarla

Aspirina para Eliminar Verrugas Genitales: Cómo Usarla

El VPH o virus del papiloma humano es una de las enfermedades más contagiosas y se transmite al mantener relaciones sexuales.

Existen más de 150 cepas del virus que promueven la proliferación celular, lo que puede provocar lesiones en los genitales, las mucosas y algunos tipos de cáncer. En la mayoría de los casos genera verrugas comunes

¿Por qué la aspirina sirve para las verrugas?

Pastillas de aspirina

La aspirina o ácido acetilsalicílico, por como también se le denomina farmacológicamente, contiene justamente ácido salicílico, que es adecuado para tratar las verrugas. Este ácido se lo consigue en farmacias en diversas formas.

En los próximos apartados de este artículo, vamos a ver las diferentes formas de usar la aspirina para eliminar las verrugas genitales. Pero antes, es necesario aclarar algo.

Para que el tratamiento sea efectivo, debes remojar antes la verruga para que el tejido se ablande, durante unos cinco minutos. También puedes tomar un baño antes y esto hará que la zona de la verruga esté preparada para tratar.

La aspirina se la suele moler y mezclar con otros productos, para que tenga un mayor efecto sobre las verrugas. Y eso es lo que vamos a ver a continuación.

Mezcla de aspirina y vaselina

Frasco de vaselina

La mezcla de aspirina y vaselina se puede usar para el tratamiento de las verrugas. La vaselina salicílica es una receta magistral que generalmente emplean los dermatólogos y médicos de atención primaria para el tratamiento de las verrugas del VPH.

Cuando lo compras en la farmacia, el preparado puede estar en varias potencias o concentraciones. Para las verrugas, papilomas o callosidades, debe ser de una concentración del 40 al 60%

Una vez que tengas la aspirina y la vaselina, puedes combinar ambos productos. Debes moler un cuarto de aspirina en un mortero, taza o platillo. Al polvo resultante debes agregarle una parte proporcional de vaselina y mezclar bien. 

El ungüento preparado lo colocas encima de la verruga para cubrirla. Puedes tapar la verruga con algún apósito, parche o algodón, fijándolo con una cinta adhesiva. Este tratamiento casero debes repetirlo durante 9 días y solo interrumpirlo si aparece irritación en la piel. 

Mezcla de aspirina y limón

Varios limones en un cajón

El preparado casero de aspirina y limón es otro de los remedios fáciles y económicos con el que puedes tratar las molestas verrugas que aparecen por el VPH.

Dicho preparado consiste en triturar dos aspirinas y disolver el polvillo en dos cucharadas de jugo de limón exprimido. Colocas la mezcla sobre la o las verrugas y dejas actuar el compuesto durante media hora. 

Luego enjuagas la zona y repites este procedimiento una vez al día hasta que desaparezca la verruga. El preparado es un agente antimicrobiano y antiviral. Algunas personas reemplazan la aspirina con sal para mezclar con el limón.

Ahora, estos remedios caseros son perfectos para poder combatir las verrugas. Sin embargo, no basta solo con eliminar los síntomas, ya que el virus seguirá en tu cuerpo y esas verrugas volverán a aparecer una y otra vez. 

Lo que debes hacer es ELIMINAR LA RAÍZ del problema.

En «Opinión y Salud» te recomendamos que mires la historia de Alex y cómo pudo curar su propio VPH y deshacerse de las verrugas para siempre.

Haz clic aquí para hacer lo que él hizo

Mezcla de aspirina y aloe vera

Aloe vera cortada en cubos

El aloe vera o sábila es muy buen remedio casero para tratar las verrugas, como lo es también, como ya se mencionó en este artículo, el ácido salicílico presente en la aspirina.

Si mezclas los dos ingredientes, se potencian como un remedio muy eficaz para eliminar las verrugas de tu piel.  

Cortas una hoja de esta planta y retiras las espinas de los bordes. Luego extraes la pulpa de la hoja, no es necesaria mucha cantidad. Tomas una aspirina y la trituras hasta convertirla en polvo bien fino. En un pote o platillo, mezclas los dos ingredientes hasta formar una pasta gelatinosa. 

Esta especie de gelatina o gel, la colocas encima de la verruga. Puedes también colocar el preparado sobre una almohadilla de algodón y sujetarla en la verruga mediante un adhesivo para que, tanto el gel de aloe vera y el ácido salicílico de la aspirina, ablande la verruga.

Puedes repetir este procedimiento todos los días hasta que la verruga desaparezca. Algunas personas agregan miel a la preparación, lo que tiene efectos suavizantes y refrescantes. 

Mezcla de aspirina y ajo

Varias cabezas de ajo

El ajo es una planta perteneciente a las liliáceas que contiene vitaminas y minerales. Además de ser usado como aderezo en la gastronomía mundial, es un poderoso antibacteriano y antimicrobiano natural. 

Es muy bueno para el tratamiento de las verrugas, aunque en ciertas personas puede provocar escozor o irritación en la piel al utilizarlo. Por ese motivo, lo puedes mezclar con la aspirina, que suavizará la acción del ajo.

Se trata de triturar el ajo y una aspirina hasta formar una pasta homogénea, y luego utilizarla como si fuera un ungüento sobre la verruga.

En algunos casos no documentados, se le agrega a la mezcla una cucharada de jugo de limón exprimido, que potencia aún más el poder curativo del ajo y la aspirina. Si se presentara irritación en la zona, debes suspender el tratamiento de inmediato.

Mezcla de aspirina y vinagre de manzana

Vinagre de manzana junto con manzanas

El vinagre de sidra de manzana o vinagre de manzana es un producto muy usado para el tratamiento de las verrugas, según documentación publicada en Internet.

Mezclado con el ácido salicílico proveniente de la aspirina se potencian sus buenas propiedades. El vinagre de manzana contiene otro ácido, se trata del ácido acético, que, de forma similar al salicílico, quema las verrugas y las hace caer. 

El preparado consiste en mezclar una aspirina triturada con dos partes de vinagre de manzana y una de agua. Empapas un algodón con esta solución y la colocas sobre la verruga, ciñéndolo con una venda o alguna cinta adhesiva.

Lo dejas actuar durante las noches y por las mañanas retiras la venda y enjuagas con abundante agua. Por tratarse de dos ácidos, no es conveniente que utilices este preparado para tratar las verrugas en tu cara, puesto que puede irritar tu piel.

Estos fueron los mejores consejos para que sepas cómo usar la aspirina contra las verrugas. Sin embargo, no basta solo con eliminar los síntomas, ya que el virus seguirá en tu cuerpo y esas verrugas volverán a aparecer una y otra vez. 

Lo que debes hacer es ELIMINAR LA RAÍZ del problema.

En «Opinión y Salud» te recomendamos que mires la historia de Alex y cómo pudo curar su propio VPH y deshacerse de las verrugas para siempre.

Haz clic aquí para hacer lo que él hizo

Desde Opinión y Salud te deseamos muchos éxitos en tu recuperación!

Bibliografía: 

Julieta Lombardi

Escrito por Julieta Lombardi, licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla y doctora en Ciencias de la Salud por la Universidad de Sevilla. Su especialización es en el área de la Homeopatía y la Fitoterapia.

Perfil LinkedIn

Deja un comentario